A la mujer campesina que conocí

 .

Sonreía mientras

miraba el recuerdo.

Desfalleció

al entender que la soledad

acabaría matando

la esperanza de volverlo a ver.

.

Sentada en el filo

de la decepción

miraba el suave viento

que dejó su perfume.

.

Volvió en su mirada,

notó verdes las hojas

que cubría el encanto

de sentirse viva,

acariciaba una a una

las arrugas que dejó el maldito tiempo…

.

Encorvada,

encantadora,

lenta,

tímida,

fría.

Vacía.

Anuncios