Yace la ternura en tu piel

concreta y lisa, mía ese instante

susurro eterno con el instinto afable.

Amargura…

Te miro sin titubear un instante,

acerco mi pensamiento blanco,

hablo con la palabra vacía.

Tristeza…

Apacible mirarte en aquel sueño,

mía en la blancura de tu muerte,

mil besos carentes de sentido.

Agonía…

En el sentir sediento de amargura,

la caridad noble de mi tristeza,

el instante inefable de agonía.

Amor…

Anuncios