Un segundo es eterno en la bruma

de la desesperación,

aparece el fin de mi utopía.

 

Un espacio se funde en la dimensión

que desconozco,

morí en mi paralelo de dudas.

 

No respiro en este sin sabor

de palpar mi extrañeza.

Vuelvo de la nada, delato mi mundo extinto…

 

Desperté.

Anuncios