Sangolquí se aproxima a su celebración número 50 de las fiestas del maíz y del turismo en medio del jolgorio característico de esta bella tierra llena de alegría, cultura e historia.

El día viernes 20 de agosto de este año se publico en diario Ultimas Noticias, en motivo a la misma celebración que ya hicimos mención, un artículo que se titula “Sangolquí, un capricho de los Andes”, sin embargo es menester de la Municipalidad aclarar en algunos casos y en otros rectificar sobre la veracidad de los hechos que acontecen o sucedieron y han marcado la historia.

Sangolquí si bien es cierto se convirtió en parroquia rural de Quito, por su proximidad a la capital se la visitó en el siglo XVI por primera vez, siendo fundada en el mismo siglo; no como se miente en aquel artículo, aduciendo el año de 1884 como año fundador de Sangolquí. La primera visita al Poblado de Urin Chillo se la realiza “veyte e dos días del mes de henero de myll e quinuentos e cinquenta e nueve años los señores vesitadores mandaron parecer ante si a don Juan Zangolquí y a… los dichos caciques e principales por la dicha lengua del dicho Diego de Cotocollao según es dichos y los dichos señores vesitadores lo firmaron de sus nombres Gaspar de San Martin Juan Mosquera ante my Luys Mendez escrivano….”[1] Como notamos en el acta reproducida, se visita mucho antes y se funda de igual manera antes de 1884.

Otra falta a la verdad es sostener que el año de cantonización de Rumiñahui fue en 1936, el decreto Nº 168 del 2 de junio de 1938, sostiene que el 31 de mayo de ese año se decreta elevarse a Cantón con el nombre de Rumiñahui y como cabecera cantonal a Sangolquí.

Debo incluso indicar al amigo periodista que escribió aquella nota que en el año de 1296, la cultura que prevalecía era politeísta y es inverosímil creer que en ese tiempo se haya construido un templo católico. América se la descubrió por los ibéricos en 1492.

A manera de conclusión, parece ser que los diarios que han ganado prestigio con el curso de los años, ahora llenan sus columnas y páginas con información no comprobada. La historia no se trata de poner en papel el primer comentario o versión que se encuentre. Es ante todo un momento de reflexión e investigación. Conocer es mucho más que ser.

Andrés Guamán Freire

Bibliotecario Municipal del Cantón Rumiñahui


[1] LANDAZURI, Cristobal, comp. Visita y Numeración de los pueblos del Valle de los Chillos 1551-1559. Edic. Abya Yala, Quito, 1990, fs. 828r al 829v.

Anuncios